El Método Feldenkrais® 

Feldenkrais te ofrece un modo de exploración específico, consciente y sistemático de tu manera de actuar y reaccionar. La práctica posibilita encontrar nuevas y más eficaces maneras de hacer uso de ti mismo/a y ‘reprogramarte’ para ser más eficiente y espontáneo en tus dinámicas, tanto posturales como de acción.

Uno de los fundamentos del método es la neuroplasticidad del sistema nervioso humano, es decir, su capacidad de crear nuevas conexiones neuronales a lo largo de toda la vida, dicho de otra manera, la capacidad vital de aprender.

Al trabajar con algo tan esencial como el sistema nervioso humano, el método cubre un espectro formidable de posibles usos prácticos. Personas de un amplio rango de edad y condiciones encuentran beneficios en el MFK: desde aquellas con ciertas limitaciones, lesiones o dolores recurrentes hasta artistas o deportistas de alto nivel en búsqueda de medios para refinar sus habilidades. Esta metodología cubre todo tipo de necesidades y búsquedas y permite a cada una progresar desde su estado, situación y motivación particular.

 

‘Los movimientos son tan geniales como simples’ (Yehudi Menuhin)

Movimiento y aprendizaje son dos aspectos intrínsecos a la vida. Ambos se desarrollan conjuntamente en la primera infancia, lo cual nos lleva a aprender un amplio rango de movimiento humano y que nos lleva a ponernos en pie, caminar y correr, junto con otras múltiples habilidades motrices sofisticadas y refinadas.

Bajo condiciones saludables, es posible mantener este aprendizaje a lo largo de la vida, con el mismo grado de disfrute, espontaneidad y disposición a sorprenderse. El Método Feldenkrais® promueve este tipo de aprendizaje somático a través del movimiento, durante la edad adulta.

Es un método sumamente respetuoso con el ser humano, donde, lejos de aprender con esfuerzo o fuerza de voluntad, cada persona aprende a reconocer sus propios límites y encontrar maneras no violentas de trascenderlos mediante un proceso de toma de conciencia, para llegar a moverse y actuar de formas que quizá no había alcanzado a imaginar previamente.

Encontrarás que el trabajo con Feldenkrais® alberga un gran conocimiento de la biomecánica humana, así como una profunda comprensión e integración práctica del aprendizaje orgánico.

El método ofrece un marco claro, conciso y seguro, con una simpleza y genialidad tal, que todo tipo de puertas pueden ser abiertas a través de su práctica. Se usa la vía del movimiento y la toma de conciencia respecto a cómo este está organizado, tiene lugar y se expresa. Y esa vía es la puerta de entrada a una toma de conciencia de qué supone esa forma de actuar (de moverse) para ti. Esto abre un proceso de auto-descubrimiento y restablecimiento de tu desarrollo a todos los niveles que va mucho más allá del movimiento.

El movimiento se convierte así en una puerta a través de la que adentrarse en un camino de auto-conocimiento y desarrollo.

 “Encontrar un límite y superarlo, no mediante el uso de la fuerza de voluntad, si no mediante la inteligencia y la comprensión de cómo hago lo que hago”

“No hay nada permanente en nuestros patrones comportamentales, salvo nuestra creencia de que lo son” 

“La diferencia esencial entre las personas sanas y las demás es que han descubierto por intuición, por genio o por la fortuna de haber tenido un maestro sano que aprender es el don de la vida. Conocerse es un aprendizaje especial. Estas personas aprenden a reconocer “cómo” actúan y, en consecuencia, son capaces de saber “qué” quieren hacer: vivir intensamente sus sueños no confesados y, a veces, expresados”.

  1. Feldenkrais. Artículo publicado en la Revista Dromenon. 1979. 

Áreas de aplicación:

 

El Método Feldenkrais® puede implementarse en áreas tan diversas como:

R

Educación: enseñanza escolar, educación especial, psicomotricidad, educación física, educación musical, coaching etc.

R

Salud: médicos, fisioterapeutas, psicólogos, enfermeras/os, terapeutas educacionales, logopedas, gerontólogos, etc.

R

Campo Somático: Yoga, Biodanza, Taichi, Eutonía, etc

R

Artes Escénicas: teatro, música, danza, performance etc.

R

Deportes

R

Desarrollo personal

El Método Feldenkrais® 

 Feldenkrais® te ofrece un modo de exploración específico, consciente y sistemático de tu manera de actuar. La práctica posibilita encontrar nuevas y más eficaces maneras de hacer uso de ti mismo/a y, de algún modo, “reprogramarte” para ser más eficiente y espontáneo en tus dinámicas, tanto posturales como de acción.

 Uno de los fundamentos en torno a los que gira el método es la neuro-plasticidad del sistema nervioso humano, es decir, su capacidad de crear nuevas conexiones neuronales a lo largo de toda la vida, dicho de otra manera, la capacidad vital de aprender.

Al trabajar con algo tan esencial como el sistema nervioso humano, el método cubre un espectro formidable de posibles usos prácticos. Personas de un amplio rango de edad y condiciones encuentran beneficios en el MFK: desde aquellas con ciertas limitaciones, lesiones o dolores recurrentes hasta artistas o deportistas de alto nivel en búsqueda de medios para refinar sus habilidades. Esta metodología cubre todo tipo de necesidades y búsquedas y permite a cada una progresar desde su estado, situación y motivación particular.

 

Un aprendizaje tan genial como sorprendente

Movimiento y aprendizaje son dos aspectos intrínsecos a la vida. Ambos se desarrollan conjuntamente en la primera infancia, lo cual nos lleva a aprender un amplio rango de movimiento humano y que nos lleva a ponernos en pie, caminar y correr, junto con otras múltiples habilidades motrices sofisticadas y refinadas.

 Bajo condiciones saludables, es posible mantener este aprendizaje a lo largo de la vida, con el mismo grado de disfrute, espontaneidad y disposición a sorprenderse. El Método Feldenkrais® promueve este tipo de aprendizaje somático a través del movimiento, durante la edad adulta.

 Es un método sumamente respetuoso con el ser humano, donde, lejos de aprender con esfuerzo o fuerza de voluntad, cada persona aprende a reconocer sus propios límites y encontrar maneras no violentas de trascenderlos mediante un proceso de toma de conciencia, para llegar a moverse y actuar de formas que quizá no había alcanzado a imaginar previamente.

Encontrarás que el trabajo con Feldenkrais® alberga un gran conocimiento de la biomecánica humana, así como una profunda comprensión e integración práctica del aprendizaje orgánico.

El método ofrece un marco claro, conciso y seguro, con una simpleza y genialidad tal, que todo tipo de puertas pueden ser abiertas a través de su práctica. Se usa la vía del movimiento y la toma de conciencia respecto a cómo este está organizado, tiene lugar y se expresa. Y esa vía es la puerta de entrada a una toma de conciencia de qué supone esa forma de actuar (de moverse) para ti. Esto abre un proceso de auto-descubrimiento y restablecimiento de tu desarrollo a todos los niveles que va mucho más allá del movimiento.

El movimiento se convierte así en una puerta a través de la que adentrarse en un camino de auto-conocimiento y desarrollo.

 “Encontrar un límite y superarlo, no mediante el uso de la fuerza de voluntad, si no mediante la inteligencia y la comprensión de cómo hago lo que hago”

“No hay nada permanente en nuestros patrones comportamentales, salvo nuestra creencia de que lo son” 

“La diferencia esencial entre las personas sanas y las demás es que han descubierto por intuición, por genio o por la fortuna de haber tenido un maestro sano que aprender es el don de la vida. Conocerse es un aprendizaje especial. Estas personas aprenden a reconocer “cómo” actúan y, en consecuencia, son capaces de saber “qué” quieren hacer: vivir intensamente sus sueños no confesados y, a veces, expresados”.

  1. Feldenkrais. Artículo publicado en la Revista Dromenon. 1979. 

Áreas de aplicación:

 

El Método Feldenkrais® puede implementarse en áreas tan diversas como:

R

La salud: médicos, fisioterapeutas, psicólogos, enfermeras/os, terapeutas educacionales, logopedas, gerontólogos, etc.

R

Disciplinas de trabajo corporal: yoga, biodanza, Taichi etc.gos, etc.

R

Educación: enseñanza escolar, educación especial, psicomotricidad, educación física, educación musical, coaching etc.

R

Artes escénicas: teatro, música, danza, canto etc.

R

Deporte

R

Desarrollo personal